logo facebook logo twitter
10 Days in Europe

10 DAYS IN EUROPE

 

Autores:  Aaron Weissblum y Alan R. Moon (Aventureros al Tren, Elfenland)

Publicado por: Out of the Box

Jugadores: 2 a 4

Duración: 15 minutos

Idioma: Independiente (solo inglés en las instrucciones, pero hay traducciones)

 

No les voy a mentir.  Cuando abrí la caja de 10 Days in Europe (10 Días en Europa) y ví el manual de instrucciones pensé que el juego iba a ser "ahí nomás", "malito".  Con el tiempo me he dado cuenta que son muy pocos juegos que se pueden jactar de tener manuales de instrucciones simples sin caer en errores de faltas de explicación, confusiones elementales u otros. 

 

Pero 10 Days in Europe tienes las reglas justas y precisas, muy bien explicadas y con ejemplos clarísimos.  Ahora, el asunto era saber si realmente funcionaba.  El objetivo del juego es viajar 10 días en Europa, ya sea a pie, por avión o por barco.  Quién primero logre unir los 10 días, ¡gana! 

 

La parte gráfica del juego definitivamente no es el fuerte. Dibujos muy simples mostrando un mapa de Europa relativamente actualizado, y las cartas de viajes, unas mostrando países (destinos) y otros mostrando medios de transporte (aviones en colores y barcos).  Quizás lo mejor son las "barritas de madera" que hace de soporte a las gruesas cartas que componen el juego (toda una aventura entrar a barajar esas cartas).

 

¿Y cómo se juega?  Se reparten 10 cartas a cada jugador, las que NO PUEDEN CAMBIAR DE ORDEN cuando les llegan.  Te llega una carta y la pones en el día 1 (marcado en tu barrita de madera), te llega otra y la pones en el día 2.  No puedes ordenarlas!  Así quedarás con 10 cartas desorndenadas que muestran países, y medios de transporte.  Durante el juego, debes partir en una ciudad y terminar en otra (o terminar en la misma donde partiste, pero es complicado lograrlo).

 

En tu turno, robas una carta del mazo o del descarte y si quieres la intercambias con alguna de tus cartas.  Y aquí está todo el juego:  en como, de manera hábil, logras unir los destinos siguiendo estas sencillas reglas:

1 - Puedes unir un país con otro adyacente (por ejemplo España con Portugal). 

2 - Puedes unir un país con otros del mismo color, si entre medio pones un avión del mismo color (por ejemplo, España (amarillo), avión amarillo, Montenegro (amarillo), o

3 - Puedes unir un país con otro que esté en el mismo mar u océano, juando una carta de barco.  Por ejemplo puedes poner Finlandia, un Barco del mar Báltico y Rusia.

 

En el papel suena sencillo, pero al poco andar descubrímos que era toda una tarea muy desafiante, y que la frustración por no conseguir la carta que buscamos se hacía grande.  Además, los jugadores van cumpliendo sus objetivos de manera relativamente pareja, por lo que al final del juego están todos muy nerviosos pensando que tienen grandes posibilidades de ganar, lo que se agradece enormemente.

 

El juego viene con un tablero que en realidad únicamente sirve como referencia para saber donde están ubicados los países, por lo que además de ser un juego MUY entretenido, pasa además a ser una herramienta educativa.


Lo recomendamos a ojos cerrados, realmente una notable obra de arte, simple, dinámica, con decisiones interesantes y corto tiempo de duración.

 

Puedes comprarlo aquí